Sesiones 3 y 4: Cai Tomos habla sobre la evolución del proyecto

Notas introductorias

Tras cuatro semanas de trabajo experimental, Cai reflexiona sobre cómo está evolucionando el proyecto, cómo se diferencia o asemeja a sus expectativas y sobre lo que está aprendiendo de los artistas. 

Lejos de sacar conclusiones definitivas, el coreógrafo galés está descubriendo un nuevo modo de gestionar el tiempo, mientras espera, observa y apoya nuevas formas de creación artística.

Entrevista a Cai Tomos

1. ¿Cómo ha evolucionado el proyecto durante las dos últimas sesiones?

-Tengo la sensación de que estamos profundizando. Las cosas se hacen más inteligibles, no solo a través del lenguaje, sino de las relaciones. El trabajo con Debajo del Sombrero es también más estrecho y se han incorporado nuevos artistas, como Mario, por lo que en la última sesión hemos seguido conversando con ellos: con los que llevan tres semanas dentro del proyecto (Andrés, Belén e Itziar) y con los que acaban de llegar. 

Los temas abordados en cada proyecto individual se van aclarando pero cada semana de trabajo tiene entidad propia. Trato no pensar qué va a ocurrir. Es importante dejar que el tiempo fluya y no dar nada por sentado. Cada mes sigue conservando esa esencia de "no sé lo que va a pasar", y creo que esa incertidumbre es vital para cualquier proceso creativo.

Los artistas me están enseñando a observar sus procesos creativos, a sumergirme en lo que está ocurriendo y a confiar en el trabajo sobre todas las cosas, en el modo en que nos avanzamos por el espacio y regresamos sobre nuestros pasos. Todo esto forma para de la creación artística. 

2. ¿Puedes contarnos algo sobre los procesos creativos en los que estáis trabajando?

-Los temas surgen a través del trabajo de los artistas. Esto es lo que ocurre cuando paseo con Andrés. Otros creadores están desarrollando ideas de disfraces ligadas temáticamente a lo que va surgiendo dentro del proceso creativo. Por ello invité a Lily Hartman, una artista que vive en Madrid y trabaja en el mundo del vestuario, a que nos visitara y habláramos de este fascinate tema. Esperamos que estas conversaciones se expandan y apoyen todo lo que está sugiendo en las sesiones.

3. ¿Qué estás aprendiendo de los artistas?

-¡Qué pregunta tan compleja! Creo que a medida que avanza el trabajo, estoy aprendiendo sobre todo aquello que guarda relación con el tiempo y con mi percepción de este y del ritmo. Quiero escribir un manifiesto sobre cómo escuchar y trabajar sin tener que interferir en el proceso creativo, pero estando lo suficientemente presente como para apoyar lo que está ocurriendo. Estoy observando, respondiendo, escuchando y sugiriendo, pero siempre en movimiento: siempre parece que hay algo que se mueve. 

También estoy descubriendo la relación que los artistas mantienen con el tiempo y qué puedo sacar de ello. Cada acción o decisión que realizan tiene un sentido inherente. Los materiales tienen su propia voz y ellos le va dando forma, de modo que, con el paso del tiempo, todo se aclara cada vez más.

4. ¿El proceso está siendo como te esperabas?

-Siento el legado de Debajo del Sombrero, una cultura basada en priorizar la voz de los artistas mientras trabajan, dejando a la vez que esta emerja libremente. Esto permite que las cosas fluyan, y que realmente nunca sepa lo que va a suceder.

Es como seguir una escena: no hay nada establecido y hay algo maravilloso en esto, que nos permite poner el acento en lo que ocurre durante el camino creativo, dejando los resultados a un lado. Estos existen pero todos seguimos centrados en lo que ocurrirá durante la próxima semana. Para poder mantener esta dinámica, he escrito un pequeño recordatorio que empleo como mantra:

No sé dónde estás o dónde podrías estar.

Quién puedes ser, quién has sido, lo que haces o lo que no puedes hacer.

Solo sé quién eres tú en este momento.

Ahora, ahora, ahora y ahora.

¿Podemos conocernos a través de una sucesión de "Ahoras"?