Edificio histórico universidad UK

El British Council es la organización internacional del Reino Unido para las relaciones culturales y las oportunidades educativas y seguiremos trabajando conjuntamente con la Embajada del Reino Unido  e instituciones españolas como el SEPIE, la CRUE y las Consejerías de Educación de las comunidades autónomas para mantener el nivel de colaboración y reconocimiento de titulaciones existente. 

1. ¿Cuántos estudiantes españoles hay actualmente en el Reino Unido?

Según los últimos datos de la agencia británica de estadísticas universitarias (HESA), en 2017-2018 fueron 13.000 los estudiantes españoles en universidades británicas. Esta cifra representa un crecimiento de un 6% respecto al curso anterior y el quinto año consecutivo de subida.

2. ¿Cómo va a afectar el Brexit a los españoles que quieran estudiar o estén estudiando en el país?

Tanto si hay acuerdo como si no lo hay, los estudiantes de la UE que ya estén estudiando en el Reino Unido o que comiencen a hacerlo antes del 31 de diciembre de 2020 pueden disfrutar de las mismas tasas universitarias y préstamos de estudios que los británicos. 

Este es el compromiso que han suscrito los gobiernos de Escocia, Gales, Irlanda del Norte e Inglaterra para cursos de grado o post-grado que comiencen antes de diciembre de 2020, condiciones que se mantienen hasta la finalización de sus estudios de grado o post-grado.

3. ¿Qué va a ocurrir con los estudiantes Erasmus?

En caso de que no se alcance un acuerdo de salida, se activará el Reglamento de Contingencia Erasmus+,  con el que se garantiza que los programas de movilidad en curso (tramitados antes del 31 de octubre de 2019), y que tienen como objeto el aprendizaje en cualquier sector educativo, se mantienen para estudiantes y profesores. Pero no habrá nuevos programas Erasmus con la participación de Reino Unido tras esta fecha.

En el caso de que el Reino Unido abandone la UE con acuerdo,  seguirá participando en Erasmus+ hasta que finalice el programa en 2020. Esto significa que tanto estudiantes como profesores podrán participar en este programa de movilidad (y tener acceso a fondos) hasta el final del año académico 2020-2021.

4. ¿Es necesario solicitar un visado para estudiar en el Reino Unido?

En caso de que no haya acuerdo de salida, el gobierno del Reino Unido ha confirmado que se seguirá empleando el sistema de EU Settlement Scheme para que los estudiantes de la UE  que ya residen en el país puedan permanecer  allí y tener acceso a los mismos beneficios y servicios que en la actualidad. El plazo para la solicitud de este estatus se ampliará más allá del 31 de diciembre de 2020 si no hay acuerdo.

El mayor cambio es que, en el caso de una salida sin acuerdo, los estudiantes que lleguen al Reino Unido a partir del 31 de octubre de 2019 tendrán que solicitar un European Temporary Leave para estudiar, trabajar y residir allí hasta un máximo de 3 años.

En caso de que haya acuerdo para la salida del Reino Unido de la UE, los estudiantes de la UE que ya se encuentren en el país o que lleguen antes del 1 de enero de 2021, no necesitarán visado para permanecer allí. Si por la duración de sus estudios prevén permanecer en el Reino Unido más allá del 31 de diciembre de 2020, ya pueden solicitar online el EU Settlement Scheme, que garantiza su permanencia en el país y el acceso a todos los beneficios y servicios.

 

5. ¿Se reconocerá en España mi título obtenido en una universidad británica?

El reconocimiento de los títulos universitarios está recogido en los acuerdos suscritos dentro del Espacio Europeo de Educación Superior, firmado por 49 países, entre los que se encuentran aquellos que forman parte de la UE y otros externos como Rusia y Turquía. El Reino Unido seguirá operando dentro de este ámbito a partir del 31 de octubre de 2019, aunque habrá cambios en el procedimiento para solicitar el reconocimiento.  

6. ¿Qué ocurre con los títulos no universitarios?

En caso de que no haya acuerdo de retirada, las homologaciones en España de los títulos obtenidos en el Reino Unido seguirán siendo posibles. Sin embargo, el procedimiento cambiará  y se aplicará el correspondiente a terceros países, lo que implicará algunos trámites adicionales.

Si hay acuerdo, no habrá ningún cambio en la homologación de títulos británicos no universitarios.

 

 

7. ¿Cómo va a afectar el Brexit al acceso a profesiones reguladas con títulos británicos?

Según la Comisión Europea, las titulaciones profesionales ya reconocidas antes del Brexit no se verán afectadas. 

Las titulaciones obtenidas antes del Brexit pero cuyo reconocimiento no esté tramitado, estarán sujetas a la decisión de cada país. En el caso de España, hay un margen de 5 años para procesar el reconocimiento desde la fecha de salida de la UE. 

En el caso de titulaciones obtenidas después del Brexit, estarán sujetas a la normativa en cada país.  

Recomendamos seguir la información publicada sobre Brexit, titulaciones y reconocimiento por el Gobierno español. 

8. ¿Por qué elegir una educación británica frente a otras internacionales?

El Reino Unido es el sistema universitario más potente de Europa y el segundo del mundo: cuatro  de sus universidades están situadas entre las 10 mejores del mundo, y 30 entre las 200 primeras (según datos de QS World University Rankings 2019).

Este reconocimiento internacional se debe al impacto de su labor investigadora, sus estrictos estándares de calidad, innovadora metodología, amplísima oferta y alto grado de internacionalización.  

La elevada tasa de empleo, bajo  índice de abandono y los altos niveles de satisfacción de sus alumnos son otros grandes factores de atracción. Comparada con otros países anglo-parlantes como USA, Canada, Nueva Zelanda o Australia, la relación calidad-precio es inmejorable. 

9. ¿Cuánto puede costar de media estudiar en Reino Unido?

Para cursos en universidades en Inglaterra que empiecen antes del 31 de diciembre de 2020 (con o sin acuerdo), y hasta que termine el curso, el precio máximo anual es de  9.250 libras al año (alrededor de unos 10.100 euros)  y existen varias opciones de financiación. La más común es el préstamo del Gobierno británico para estudiantes de la UE que ya estén en el país o que comiencen sus estudios hasta diciembre de 2020. También hay becas que ofrecen organismos como el British Council (Premio IELTS España y Global Study Awards), La Caixa, las Becas Fullbright o las ayudas de las propias universidades.

Comparada con otros países anglo-parlantes como USA, Canadá, Nueva Zelanda o Australia, la relación calidad-precio de la educación británica es inmejorable.

10. ¿Hay que tener un nivel de inglés muy elevado para poder acceder a las universidades en el Reino Unido?

Como se exigiría en cualquier país en el que van a realizar estudios en el idioma local, se necesitan unos mínimos. Aun así, y al contrario de la creencia popular, el inglés de los españoles es cada vez mejor. Dependiendo de la carrera y la universidad se piden un B2 o C1. Nuestro consejo es siempre consultar los requisitos lingüísticos publicados en las páginas web de cada universidad.

11. ¿No es necesario tener un expediente casi excelente para poder acceder a las universidades británicas?

Algunas de las ideas que se asocian erróneamente al sistema educativo británico es que hay que ser un alumno brillante para acceder, cuando la realidad es que hay multitud de universidades y facultades con diferentes notas de corte. La razón es que las universidades de élite en el Reino Unido sí eligen alumnos brillantes.

Por ejemplo, pocos españoles conocen el llamado “año cero”, que permite que alumnos con diferentes expedientes realicen un curso previo de preparación en la universidad que elijan, para comenzar al año siguiente su grado con el mismo nivel que sus compañeros. O la existencia de programas foundation (programas universitarios de 2 años) o Top-UP (1 año más que completa el grado).

12. ¿El proceso de solicitar plaza no es muy complicado?

No. Solo hay que estar pendiente de los plazos (el 15 de enero para la mayoría de las universidades) y enviar la solicitud a través de UCAS, el sistema online que centraliza la solicitud de plazas para universidades británicas.