Un grupo de alumnos con una manta con los colores del arco iris
©

British Council

El British Council crea oportunidades internacionales para las personas del Reino Unido y otros países y establece puentes de confianza entre ellas por todo el mundo. Trabajar de forma efectiva con la diversidad es una parte esencial de este proceso.

Nuestro compromiso es asegurar que no se produzca ninguna discriminación injustificada en la contratación, retención, formación y desarrollo del personal por motivos de edad, discapacidad, sexo, incluida la transexualidad, VIH/SIDA, estado civil, incluida la unión civil, embarazo y maternidad, opinión política, raza/origen étnico, religión y creencia, orientación sexual, origen socioeconómico, condenas extinguidas, actividad o afiliación sindical, patrón de trabajo, el hecho de tener o no personas dependientes a su cargo u otros motivos irrelevantes.

Nuestro objetivo es cumplir y fomentar la legislación en materia de igualdad. Seguimos tanto la letra como el espíritu de la ley en este sentido, e intentamos evitar la discriminación injustificada, que reconocemos como barrera para la igualdad, la diversidad, la inclusión y los derechos humanos.

EL BRITISH COUNCIL SE COMPROMETE A:

  • entender, valorar y trabajar con la diversidad para permitir la participación completa y justa en nuestro trabajo y nuestras actividades
  • asegurar que no se produzca ninguna discriminación injustificada durante la contratación, la selección, la gestión del rendimiento y otros procesos
  • fomentar la igualdad; esto incluye la realización de revisiones en materia de igualdad y evaluaciones de impacto de las políticas y funciones, así como impulsar el progreso de planes de acción para la diversidad
  • tratar a las personas con las que trabajamos de forma justa y con dignidad y respeto
  • actuar en la eliminación de las barreras y solucionar los desequilibrios causados por la desigualdad y la discriminación injustificada.

Exigimos a todo el personal que se asegure de que su comportamiento sea consistente con esta política. También exigimos que los clientes, socios y proveedores conozcan esta política y que trabajen de forma consistente con ella.

Proporcionaremos recursos adecuados y apropiados para implementar esta política y nos aseguraremos de que se comunique y se entienda.

El British Council revisará esta política global al menos una vez cada tres años para reflejar en ella los nuevos desarrollos legales y reglamentarios y fomentar las buenas prácticas. Esta política global volverá a ser revisada en noviembre de 2017.