Viernes, 14 de septiembre de 2018

El nuevo curso escolar comienza y los alumnos del British Council lo hacen estrenando mochilas hechas con tejidos reciclados. Es la propuesta del convenio de colaboración entre la institución británica y la marca de accesorios Lefrik, gracias al cual, se utilizarán mochilas fabricadas de forma ecológica a partir de botellas de plástico recicladas. 

Para la fabricación de cada una de estas mochilas se han utilizado 13 botellas post-consumo, minimizando el impacto medioambiental “ya que durante su proceso de producción se consume un 90% menos de agua y se reduce la huella de carbono en un 75%”, explica Curra Rotondo, fundadora y CEO de Lefrik, quien añade que “reciclar no significa simplemente dar una segunda vida a plásticos de un solo uso, sino reducir la contaminación que producen”.

La iniciativa forma parte del compromiso del British Council en promover una educación en valores, tanto en sus programas de inglés para niños y jóvenes como sus centros educativos. “Nuestros cursos Primary Plus tienen un componente cívico muy marcado que desarrollamos dentro y fuera de las aulas. Trabajamos con los niños y jóvenes diferentes temas como el respeto al medioambiente y la importancia de utilizar materiales sostenibles”, afirma Ruth Horsfall, responsable de estos programas. “Es muy importante que desde pequeños sean conscientes de que cada acción tiene un impacto en los demás y que la preservación del medio ambiente, es tarea de todos”.

Para Curra Rotondo, CEO de Lefrik, y antigua alumna del British Council, es muy importante “que las instituciones confíen y promuevan el diseño sostenible porque significa que cada día estamos más cerca del cambio. El uso efímero que le damos a los plásticos de un solo uso es uno de los principales problemas hoy en día”.

Rotondo es precisamente una de las profesionales que participó en la última edición de los talleres Sustainable Fashion de Madrid, promovidos por el British Council.  Licenciada en Economía por Universidad Complutense de Madrid, y tras formarse durante más de ocho años en diferentes departamentos de empresas de moda como Pepe Jeans London o el Grupo Cortefiel, en 2012 comenzó su propia aventura empresarial con la marca de accesorios sostenibles, Lefrik.“Utilizamos nuevos materiales que se convierten en polímero a través de un proceso mecánico, no químico”, explica. “El resultado es un tejido de máxima calidad y prestaciones, que supone una alternativa frente al poliéster. Teniendo en cuenta que la mayoría del plástico que se fabrica en el planeta va a dirigido a la industria textil para la fabricación de poliéster virgen, nosotros le damos una segunda oportunidad haciendo poliéster reciclado y ahorrando un 60% de energía y un 32% de emisiones en CO2, además de disminuir los residuos plásticos y, como consecuencia, su impacto medioambiental”, explica.

Más de 4.000 alumnos de toda España se beneficiarán de esta iniciativa conjunta que ve la luz coincidiendo con la celebración del Día Internacional de Preservación de la Capa de Ozono, que tendrá lugar el próximo 16 de septiembre. 

Comprometidos con los jóvenes emprendedores de la moda sostenible

El British Council extiende su alegato a favor de una producción textil socialmente responsable más allá de sus clases de inglés. A través de su programa Sustainable Fashion, ha ofrecido oportunidades de formación a más de un centenar de jóvenes diseñadores de toda Europa. Además, fomenta el intercambio de buenas prácticas entre las principales instituciones y profesionales de la industria de la moda en España, Francia, Grecia y Reino Unido a través de eventos y sesiones especiales.  

El British Council continuará promoviendo la sostenibilidad de la moda en los próximos meses, con numerosas actividades de formación inscritas en el marco de la D Week, la semana del diseño de Vizcaya, que se celebrará en noviembre. También organizará el encuentro internacional de diseñadores, que tendrá lugar en Atenas a principios de 2019, y que actuará como antesala a la Semana de la moda de Madri