El hackathon reúne a 240 alumnos del British Council School

Martes, 27 de septiembre de 2016

Los ganadores del I Hackathon organizado por el Colegio Británico verán su trabajo hecho realidad. Miles de niños y padres de todo el mundo podrán descargarse a través de aplicaciones móviles sus ideas, con el fin de entender un poco mejor qué es el ciberbullying y cómo combatirlo.

El proyecto surge a raíz de la primera visita que Parry Aftab, prestigiosa abogada americana (asesora entre otros de Facebook, Disney o Nickelodeon y fundadora de la plataforma internacional stopciberbuylling) realizó el pasado año a España. 

Un alumno me planteó cómo  podían los niños contarles a los padres un problema así y cómo hacérselo entender, y pensó que quizá con una aplicación móvil el diálogo sería más fácil, ya que podrían saber si se estaba ante un caso de acoso y también serviría de ayuda a los padres para saber cómo actuar”, explicó en la presentación.

De esta forma el British Council School planteó hacer el primer Hackathon en España sobre acoso, en el que estas ideas se multiplicaran y se involucraran a todos los alumnos. Durante dos días (los pasados 24 y 25 de septiembre) han trabajado más de 240 estudiantes de entre 8 y 17 años creando aplicaciones móviles que han sido valoradas por un jurado de expertos de la talla de Allan McCullough, presidente y fundador  de la organización canadiense sin ánimo de lucro Child Safety Research & Innovation Center y CEO de  Entertaining Knowledge; Francisco Batuecas, Jefe de Sistemas, Comunicaciones y Seguridad de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior; Óscar Fernández, Director de Educación de Microsoft España; Jorge Flores Fernández, fundador, director de Pantallas Amigas y autor de varias publicaciones y materiales didácticos relacionados con el uso seguro de las nuevas tecnologías y Gillian Flaxman, directora del British Council School. 

El veredicto se conoció ayer y los proyectos verán la luz a través de la red stopcyberbuylling.org. En total se han realizado más de 30 propuestas de las cuáles hay tres que han destacado por su originalidad. Una con el nombre de Bystanders, enfocada en los testigos de un caso de acoso y en sus reacciones ya que son “parte del problema y de la solución”, otra con el nombre de BCS – SCB (British Council School – Stop Cyber Bullying), enfocada a ayudar a los padres, y una última en la que durante un “tratamiento virtual” de 30 días se apoya la gestión emocional de las víctimas.

Para la organización es muy importante la labor de las familias en los casos de acoso. “Ayudar a los padres a entender qué es el ciberbullying y a cómo actuar, así como apoyar a los estudiantes y las víctimas a detectar el problema y a comunicarlo, es fundamental. La prevención y la coordinación entre alumnos, centros y familias, es necesaria”, señalan.

Importantes expertos en ciberacoso internacional como Alejandra Frías, magistrada  y asesora en el Ministerio de Justicia de España donde ha trabajado en diferentes reformas legislativas y actividades relacionadas con la Ciberseguridad y ciberterrorismo, han participado en la iniciativa. Frías destacó que “aunque España en comparación con Europa es un país con un índice de ciberbuylling relativamente bajo, entre otros motivos por la importancia que se le da a la comunicación familiar, los casos van aumentando” y recalcó que “insultar por internet es un delito y que hay que atenerse a las consecuencias”. En este sentido advirtió que “damos muchísima información personal tanto en internet como en redes sociales” por lo que aconsejó que “antes de actuar, o de compartir un contenido por muy inocente que parezca se piense previamente porque no se sabe en qué manos puede acabar”. Además, destacó que con la nueva alfabetización digital y mediática “se hace necesario que empresas e instituciones trabajen demanden nuevos perfiles profesionales y nuevas carreras especializadas en este tipo de delitos”.

Por su parte,  Parry Aftab, destacó “el enorme esfuerzo y la creatividad de los niños, a la hora no sólo de defender las propuestas sino la imaginación utilizada para desarrollar las aplicaciones móviles". Aftab recordó la importancia de los padres cuando reciben alguna señal de alarma de sus hijos como un posible cambio de actitud “debemos escucharles, estar en alerta si vemos que la conducta es diferente, porque pueden estar queriéndonos decir algo. Quizá un padre no sepa cómo actuar porque no tenga experiencia en ese campo, pero sí tiene experiencia en la vida y es importantes que los niños vean en sus padres una parte de la solución y de la ayuda. Hoy en día hay muchas herramientas y plataformas para saber cómo podemos hacer pero el primer paso empieza en saber escuchar”.