Por Cath McLellan

14 julio 2017 - 13:10

¿Como es un buen profesor de inglés?

Cuando estaba en secundaria, mi profesor de química (cuyo nombre no citaré) solía entrar en clase arrastrando los pies, y mascullaba en voz baja mientras realizaba experimentos que no comprendíamos. Se enfadaba cuando perdíamos el interés y empezábamos a charlar, o si alguien hacía una pregunta que se supone que él había respondido ya.

Si miro hacia atrás ahora, como profesora, estoy segura de que era un químico muy competente, y probablemente le apasionaba esta rama de la ciencia, pero no se le daba bien conectar con los alumnos o convertir la materia en algo relevante para nosotros. Reconozco que probablemente tampoco éramos los estudiantes más atentos o motivados; yo misma dejé la química en cuanto pude. 

Ser un buen profesor de cualquier asignatura requiere de ciertas habilidades pero, ¿cuáles son las características que deberías buscar en uno de lengua inglesa? Después de hablar con alumnos actuales y de otros años, y a partir de mi propia experiencia en el aprendizaje de idiomas, considero que un buen profesor de inglés es...

1. Alguien que sabe hacer su trabajo. Saber hablar inglés no es lo mismo que saber enseñarlo. Evidentemente, un profesor de inglés debería tener unos sólidos conocimientos de gramática y vocabulario y ser capaz de resolver las dudas de sus alumnos, pero igualmente debería conocer bien distintas metodologías y enfoques docentes.

No todos los estudiantes aprenden de la misma manera, por lo que un buen profesor de inglés adaptará sus clases en función de las necesidades que tienen. Además, debería contar con una titulación mínima en enseñanza de idiomas (como CELTA o uno de los cursos de enseñanza de inglés como lengua extranjera del Trinity College), y ser capaz de explicarte la metodología que le gusta utilizar en sus clases.

2. Alguien que piensa en lo que necesitas. Un estudiante de idiomas tiene que pensar en cuáles son sus necesidades. ¿Estás estudiando porque necesitas mejorar tu expresión oral? ¿Te encuentras completamente perdido en gramática? ¿Quieres aprobar un examen oficial? Si la respuesta a estas preguntas es “No lo tengo claro”, un buen profesor ha de ser capaz de orientarte y de evaluar cuáles son tus necesidades.

Si ya las conoces, averigua dónde puedes encontrar a un experto en ese campo. Por ejemplo, si lo que deseas es aprobar un examen, busca a un profesor que posea experiencia como preparador de exámenes o, mejor aún, que sea examinador. Si no estás seguro de cuál es tu nivel, puedes hacer un examen online gratuito, o reservar cita en el British Council más cercano, para hacer una prueba de nivel y que un experto te aconseje sobre los distintos cursos que puedes realizar.

3. Alguien que muestra empatía. Aprender un idioma puede ser una experiencia muy gratificante, pero para no pocos estudiantes también puede resultar desalentador. A menudo, las clases de inglés se centran especialmente en la expresión oral, lo que puede ser duro para quienes son tímidos incluso en su propia lengua. Hay personas que llevan mucho tiempo sin estudiar ese idioma, por lo que también pueden sentirse intimidados frente a una clase llena de alumnos que parecen saberlo todo.

Un buen profesor de inglés debe tener capacidad para entender cómo se sienten quienes asisten a su clase, y conseguir sacar lo mejor de ellos mediante diversas estrategias. Y si, además de enseñar, estudia o ha estudiado otros idiomas, seguramente recordará esa sensación cuando te hacen una pregunta a la que no estás seguro de cómo responder. Para muchas personas, es importante tener un profesor nativo, pero a veces los no nativos pueden conectar con más facilidad con las dificultades que experimentan sus alumnos.

¿Como es un buen profesor de inglés?

4. Alguien con creatividad. Ir a clase después de pasar todo el día trabajando o estudiando no debería parecer un castigo. Si quieres llegar a aprender un idioma, tienes que trabajar mucho, tanto dentro como fuera de clase (¡no hay escapatoria!), pero el profesor debería ser capaz de poner en práctica múltiples actividades y enfoques, con el fin de que cada día sea un poco distinto.

Con un poco de creatividad la clase puede ser variada e interesante y atraer y motivar más a los alumnos; a nadie le agrada dedicar horas y horas a mirar un libro de texto y a hacer ejercicios de rellenar huecos.

5. Alguien que escucha. Por mucho que puedas divertirte escuchando anécdotas de cuando tu profesor estuvo en Asia o de cómo vive la Navidad con su familia (que verdaderamente pueden ofrecerte un buen testimonio real para practicar la comprensión auditiva), un buen profesor de inglés es aquel que no monopoliza la clase.

Es importante que anime a los alumnos a practicar no solo sus capacidades receptivas (comprensión lectora y auditiva), sino también sus habilidades productivas (expresión oral y escrita). Después de todo, van a necesitarlas todas en el mundo exterior. Y es posible que a los alumnos les interese tanto saber algo de la vida de sus compañeros de clase como de la del profesor.

6. Alguien con paciencia. Hay veces en clase en que tres alumnos distintos hacen la misma pregunta uno tras otro. Para un profesor puede resultar frustrante, pero también forma parte de su trabajo responder a los tres.

Un buen profesor tendrá paciencia y responderá a las preguntas de sus alumnos y, si algo no queda claro, encontrará un modo distinto de explicarlo. Deberá estar abierto a lo que le planteen sus alumnos, y ser capaz de adaptarse a ello.

7. Alguien que fomenta el aprendizaje fuera del aula. El aprendizaje de idiomas no debería terminar al salir de clase. Hoy en día existen infinidad de oportunidades y recursos para practicar inglés fuera del aula. Un profesor que sepa recomendar a sus alumnos distintos medios para profundizar en la lengua inglesa y les anime a utilizarlos y a tener curiosidad por el idioma que ven y que escuchan a su alrededor les ayudará a progresar con mayor rapidez. 

Hasta que no estés en clase, será difícil saber si tu profesor encaja de verdad con lo que buscabas. Como en cualquier relación personal, cada alumno describirá de una forma concreta cómo es un buen profesor de inglés, pero si tratas de encontrar uno con las características que hemos señalado, seguro que tendrás una experiencia positiva.

Cath McLellan

Es profesora de adultos, niños y jóvenes en el centro del British Council en Barcelona. Lleva enseñando inglés desde 2003, principalmente en España, pero también en estancias cortas en Japón, Italia y Hong Kong. Redacta materiales sobre inglés como lengua extranjera y trabaja como coordinadora en TeachingEnglish. En su tiempo libre le gusta visitar nuevos lugares en España y el extranjero, escribir sobre diferentes temas, cocinar y escapar de la ciudad de vez en cuando para disfrutar paseando.

También te puede interesar...