Por Sheona Smith

30 junio 2017 - 13:17

Tres alumnos felices con sus notas de IELTS

No hace falta esperar al final del verano para mejorar tu nivel de inglés. Cualquier época del año es buen momento para emprender nuevos proyectos, como aprender idiomas. Puede que lleves tiempo estudiando inglés y sientas que ya es hora de saber cuál es tu nivel actual y de pensar qué vas a hacer a continuación. Si crees que tienes un nivel B1 (intermedio), hay varias opciones que quizá quieras considerar. ¡Desde Aptis a PET hay un examen de B1 prácticamente para cada persona!

Obtener un título es una manera práctica de ver lo que has conseguido en todos estos años de trabajo, y también resulta muy útil con vistas a planificar tu aprendizaje futuro. ¡Si quieres que te orientemos sobre la gama de exámenes de B1 a la que puedes presentarte, sigue leyendo!

Antes de escoger en qué examen concreto de nivel B1 quieres matricularte, es importante que te plantees:

  • ¿Qué examen se ajusta más a mis necesidades?
  • ¿Dónde puedo presentarme al examen?     

¿Cuáles son las opciones para certificar el B1 de inglés?

Veamos qué opciones hay para inglés general, académico y profesional. 

Inglés general

Si buscas un título aceptado en todo el mundo, uno de los exámenes más reconocidos actualmente es IELTS. Lo que mucha gente no sabe es que existen dos versiones: IELTS General Training y IELTS Academic (de este último te informaremos en el apartado siguiente). IELTS es tu opción número uno, sin duda, si estás buscando trabajo o pensando en estudiar en el extranjero. La versión General Training incluye temas de situaciones cotidianas y otros más abstractos como tu estilo de vida o el uso de la tecnología.

El formato del examen es sencillo, con cuatro apartados: comprensión lectora, expresión escrita, comprensión auditiva y expresión oral. El contenido de IELTS General Training se basa en textos objetivos y de interés general, y en la parte de expresión oral tendrás que proporcionar información sobre tu tiempo libre y hablar y discutir sobre temas que te sean familiares. Para más información sobre dónde puedes examinarte de IELTS puedes acudir a tu centro local del British Council o al sitio web del British Council.

Un examen relativamente nuevo pero muy popular es Aptis, que ha cosechado un gran éxito tanto entre los estudiantes universitarios como entre los profesionales que desean conocer su nivel.

Lo bueno de Aptis es que se ofrece en cuatro versiones diferentes, como por ejemplo Aptis general o Aptis para profesores. Todos los apartados del examen, incluida la expresión oral, se realizan por ordenador, lo que constituye una ventaja añadida. El examen consta de un núcleo principal de gramática y vocabulario, al que pueden añadirse uno o varios módulos de comprensión lectora, expresión escrita, comprensión auditiva y expresión oral.

Aptis es estupendo para conocer cuál es tu nivel en cada una de las competencias lingüísticas, y si lo deseas puedes hacer un examen de prueba de Aptis para cada una de esas destrezas y familiarizarte así con el examen. Otro de los atractivos de Aptis es que recibes tus resultados entre 48 y 72 horas después del examen. Además, Aptis es aceptado por numerosas universidades españolas y por la administración local. Conoce más sobre este examen y comprueba qué instituciones lo reconocen.

Una opción más para certificar el B1 es el examen Cambridge Preliminary (PET). Este certificado de inglés general, que puede resultarte familiar por amigos y colegas, evalúa tus conocimientos y competencias en este idioma en contextos cotidianos. Si te sientes seguro cuando te comunicas en inglés en situaciones como conversaciones sencillas en comercios, hablar de tus aficiones e intereses o viajar, el PET es para ti.

Su formato es muy similar al de otros exámenes de Cambridge, a excepción de que la comprensión lectora y la expresión escrita se encuentran fusionadas en un solo apartado con una duración de 1,5 horas. Los otros dos apartados son la comprensión auditiva (30 minutos), formada por cuatro partes que van desde 8 breves diálogos hasta un ejercicio que incluye una entrevista más larga, con preguntas tipo test, y la expresión oral, que harás con un compañero (10-12 minutos).

La expresión oral también consta de cuatro partes, en las que empezarás por contestar algunas preguntas sobre tus aficiones, familia o trabajo. Después sigue una discusión colaborativa con tu compañero de unos 2-3 minutos. A continuación, la descripción de una imagen, en la que debes ser capaz de “defenderte” durante aproximadamente 1 minuto, concluyendo con una conversación con tu compañero sobre un tema relacionado con las fotos anteriores. ¿Quieres saber más sobre el PET de Cambridge?

Otra alternativa a nivel nacional que puede resultarte práctica para sacarte el B1 son los exámenes de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI), cuyos apartados abordan igualmente las cuatro competencias lingüísticas (comprensión lectora, expresión escrita, comprensión auditiva y expresión oral), con temas de carácter general. Los exámenes tienen lugar en fechas concretas y puedes hacerlos bien como alumno de tu EOI local o bien matriculándote por libre, en cuyo caso realizas el examen sin haber asistido a clase.

Trinity Integrated Skills in English I (ISE I) es otra opción para certificar un nivel intermedio de inglés general. Comprende dos módulos: el primero es el de comprensión lectora y expresión escrita, con un total de 2 ejercicios de comprensión lectora, 1 ejercicio de comprensión lectora que lleva a uno de expresión escrita y 1 ejercicio de expresión escrita; por su parte, el módulo de expresión oral y comprensión auditiva está formado por 2 ejercicios de expresión oral y 2 de comprensión auditiva. Todo ello pone a prueba tu capacidad para abordar aspectos de la vida real en inglés, por lo que debes estar preparado para encontrarte con ejercicios en que tendrás que hablar de tus aficiones e intereses o de asuntos de la vida diaria. Los exámenes Trinity ISE son elaborados por el Trinity College de Londres y pueden realizarse en los centros acreditados por esta universidad en toda España.

Alumno haciendo un examen en el British Council
©

British Council

Inglés académico 

Muchas personas necesitan certificar el inglés que han aprendido con objeto de demostrar que poseen el nivel exigido para matricularse en cursos académicos o realizar otro tipo de formación en inglés. Si estás pensando en continuar progresando académica o profesionalmente, IELTS Academic puede ser la opción que más te conviene.

En este punto, puede surgir la pregunta: ¿qué caracteriza a la versión académica de IELTS? Este examen es similar a la versión de General Training, pero la comprensión lectora y la expresión escrita incluyen gráficos y diagramas tomados de artículos de periódicos y revistas. Para este examen es importante tener ciertos conocimientos de vocabulario y estructuras gramaticales de carácter más académico, que tendrás que utilizar para hacer presentaciones, resumir información formal y describir tendencias a partir de elementos visuales como gráficos. ¿Quieres ver un ejemplo?

Es importante recordar que tanto el examen Aptis como el PET, mencionados anteriormente en este post, también son recomendables para certificar un B1 con objetivos académicos. 

Inglés profesional 

Los exámenes Business English Certificates o BEC de Cambridge se dirigen a quienes necesitan el inglés para situaciones formales de trabajo. El BEC Preliminary (B1) goza de amplio reconocimiento en el mundo empresarial para certificar el nivel de inglés de los empleados en el ámbito laboral, y su formato es similar al de otros exámenes de Cambridge, con los cuatro apartados de comprensión lectora, expresión escrita, comprensión auditiva y expresión oral.

Sin embargo, una de las principales diferencias en la parte oral es que, en vez de describir una fotografía, los candidatos deben escoger entre dos tarjetas con distintas ideas que deben discutir durante su intervención más larga. 

Cómo prepararte para el examen de B1 

Una vez tengas claro el tipo de examen de B1 para el que te quieres matricular, ¿qué te parece si te presentamos los recursos que existen y te damos algunos consejos que te ayudarán a prepararte para ese examen? ¡Hay mucho donde escoger!

Si lo que buscas es material para el examen IELTS, no te pierdas el excelente curso Road to IELTS, lleno de pautas y recomendaciones de expertos y de personas de todo el mundo que han realizado el examen. El MOOC del British Council Understanding IELTS también te ayudará a prepararte.

Por lo que respecta al PET de Cambridge, el famoso sitio web Flo-Joe ofreceun montón de recursos específicos, y en Exam English encontrarás exámenes para practicar online.

Para competencias concretas, encontrarás material de sobra en nuestra página de LearnEnglish Teens, donde incluso podrás practicar algunos ejercicios para la expresión oral; si lo que realmente necesitas son pautas generales acerca de todos los apartados de los exámenes, échale un vistazo a nuestras recomendaciones.

Y, aparte de practicar para el examen, no te olvides de la importancia de ampliar tu vocabulario y expresiones, para lo cual puede serte útil Quizlet y su aplicación que puedes descargarte en tu móvil para utilizarla estés donde estés.

Cursos de preparación para exámenes oficiales

No cabe duda de que si te lo propones puedes aprender mucho por tu cuenta. No obstante, también es fundamental conocer bien el examen al que te vas a presentar (fíjate en el primer consejo de los que encontrarás más abajo). Para ello, lo mejor es hacer un curso de preparación. Hay muchos, impartidos por docentes expertos, que pueden enseñarte mejor que nadie lo que buscan exactamente los examinadores en cuanto al tipo de vocabulario y gramática y a su uso, por lo que merece la pena invertir tu tiempo y dinero en un curso de los que ofrecen las organizaciones de prestigio.

Tener la oportunidad de trabajar y aprender con otros alumnos que van a presentarse al mismo examen es una experiencia muy positiva. Estoy segura de que también aportará a tu preparación un elemento dinámico y ameno. Además, los ejercicios en los que hablas cara a cara con otra persona constituyen una parte esencial de los cursos de preparación, de modo que si lo que más te preocupa del examen es la parte de expresión oral, ¡tranquilo! Todos nuestros cursos te proporcionarán oportunidades más que suficientes para hablar en inglés en condiciones como las del examen (independientemente del que hayas escogido).

¿Quieres más información sobre algunos de los exámenes mencionados y posibles cursos de preparación?

Principales recomendaciones

Como profesora y examinadora, ¿qué aconsejaría yo a quienes vayan a presentarse a un examen de nivel B1?

  • ¡Conoce cómo es el examen!

No hay nada que se note más que un candidato que no está familiarizado con su formato. Y esto casi siempre repercute negativamente en sus resultados, así que ve preparado y sabiendo exactamente lo que se espera que hagas en cada parte del examen que escoja

  • ¡Arriesga! (pero no demasiado)

Si te limitas estrictamente a las estructuras gramaticales y al vocabulario exigidos en este nivel, el examinador (ya sea mientras corrige la parte escrita o cuando evalúe la parte oral) no sabrá si eres capaz de hacer frases algo más complejas. Siempre es positivo intentar algo más difícil, utilizar un término o estructura más inusual, meter alguna palabra interesante, etc. Aunque no sea del todo correcto, demostrará tus conocimientos.

  • Saca lo mejor de tu lenguaje corporal y calienta tu garganta antes de hablar

Para incrementar tus niveles de adrenalina y de confianza es vital que te enfrentes a cualquier examen con actitud de ganador. Una actitud positiva se refleja en tu cara y, según los expertos, el mejor modo de estimular tu autoconfianza es poner en práctica posturas corporales que te den seguridad y la transmitan a los demás (tipo Wonder Woman o Superman). También puedes desentumecer tus cuerdas vocales cantando en alto mientras vas de camino al examen, o charlando (¡en inglés!) con tu compañero en la sala de espera. Créeme, todo esto ayuda de verdad a liberar parte de la tensión que tendrás que soportar ese día.

  • ¡Disfruta de lo aprendido!

Este es, probablemente, el consejo más importante que te puedo dar. En ese momento, después de todos estos años de aprendizaje, es importante que te des cuenta de lo que puedes disfrutar descubriendo nuevas posibilidades. ¡No pienses que tienes que convertirte en un esclavo de la gramática porque quieres certificar tu nivel de inglés! Trata de encontrar una actividad con la que te diviertas a la vez que practicas, ¡desde cantar con tu cantante o grupo preferido en lyricstraining a elegir una serie en Netflix o seguir a un bloguero, a un videobloguero o a un youtuber!

Como hemos dicho, hay muchos exámenes para certificar el B1 entre los que puedes elegir. Solo es cuestión de encontrar el que mejor se ajuste a lo que necesitas. ¡Buena suerte!

También te puede interesar...