Por Cath McLellan

14 septiembre 2017 - 14:20

curriculum en inglés

Si has intentado encontrar empleo, seguro que entenderás por qué se dice que buscar trabajo es como un trabajo en sí mismo, y a tiempo completo. El primer paso de este proceso, a menudo largo y estresante, es elaborar tu currículum (CV o curriculum vitae en inglés británico, resume en Estados Unidos). Suele actuar como presentación ante el potencial empleador y, como afirma el dicho popular, “la primera impresión es la que cuenta”.

Es importante recordar que, aunque no existen normas categóricas de cómo preparar un intachable currículum en inglés, sí hay que tener una idea clara de lo que se debe incluir (y de lo que conviene dejar fuera). Aquí tienes unas cuantas pautas para empezar:

Longitud 

No escribas demasiado. Algunos insisten en que un currículum no debería ocupar más de una página tamaño A4. Si bien puede resultar un poco justo para incluir tus numerosos logros y experiencia laboral, en estos casos “menos es más”. A nadie le interesa un certificado de flauta de nivel principiante obtenido cuando tenías 8 años; cíñete estrictamente a las capacidades y experiencias relevantes. Dos páginas en A4 deberían ser más que suficientes.

 ¿Qué debo incluir?

Un curriculum vitae en inglés debería responder a todos estos apartados:

  • Datos personales: nombre y apellidos, dirección, fecha de nacimiento y datos de contacto.
  • Títulos académicos: los más recientes primero, de forma que los de nivel superior se muestren arriba. Incluye las fechas de inicio y de finalización de cada uno de esos estudios, así como el nombre de la institución donde los cursaste.
  • Experiencia laboral: de nuevo, sitúa lo más reciente primero. Complétalo con una breve descripción en inglés de cada empleo, aportando algunos detalles de lo que hacías en él. Asegúrate de que guarden relación con la vacante que solicitas: por ejemplo, si has trabajado en un hotel, destaca la atención al cliente o el nivel lingüístico que se requería, si estos son también relevantes para el puesto al que aspiras. Merece la pena buscar vocabulario útil para hablar de tus habilidades profesionales. Si no posees una amplia experiencia, puedes mencionar el trabajo voluntario o las prácticas que hayas realizado, u otros proyectos académicos en los que hayas participado, que seguramente exigían muchas de las mismas habilidades que se valoran en el mercado laboral.
  • Otras habilidades: aquí puedes incluir información sobre otras capacidades, como idiomas, informática, carnet de conducir, etc. Respecto a tu nivel lingüístico, valóralo de forma realista: si te es posible, utiliza los niveles del MCERL. En el caso de que el trabajo exija un buen nivel de uno o varios idiomas, y has indicado en tu currículum que cuentas con él, deberás estar preparado para demostrarlo en una entrevista.
  • Intereses: deberías escoger los que reflejen el tipo de empleo que estás buscando y digan algo sobre ti. Por ejemplo, si estás interesado en un puesto en RR. HH., tus aficiones deberían evidenciar interés por los demás y por el trabajo en equipo.
  • Referencias: piensa en al menos dos personas que puedan dar referencias sobre ti. Si no tienes espacio suficiente, puedes escribir simplemente “Referencias disponibles bajo petición”, ya que por lo general las empresas no contactarán con ellos hasta después de la entrevista.

¿Cómo se dice...?

Comprueba cuál es la traducción correcta del nombre de los puestos en que has trabajado y de tus títulos académicos, pero no temas usar el español cuando no exista equivalente en inglés, dado que los títulos académicos no coinciden exactamente. Quizá tengas que mantener algunos nombres en español y añadir una pequeña explicación en inglés, tal y como te mostramos a continuación:

Español Inglés
Bachillerato Bachillerato (equivalent to A-levels) [para el Reino Unido]
Bachillerato (equivalent to High School diploma) [para EE. UU.]
Bachillerato (secondary school certificate) [para otros países]
Formación profesional Vocational training
Grado / Carrera universitaria Degree
Máster universitario Master’s degree
Doctorado Master’s PhD / Doctorate

El personal statement

A algunas personas les gusta encabezar su currículum en inglés con un personal statement. Se trata de un párrafo breve (4-6 líneas), a modo de pequeño anuncio publicitario sobre ti, en el que ofreces un resumen de tus intereses y motivación, habilidades, cualidades personales y experiencia. Este pequeño perfil permite al empleador averiguar rápidamente quién eres y qué puedes ofrecer a su empresa.

Podría ser algo así: “I am a motivated graduate in communications looking for a support role in a media organisation. I have successfully worked on international projects during work placements in different leading media companies in Madrid, where was I the contact person for valued clients, and now I am looking for an opportunity to expand my international experience in a similar setting in the UK” [“Tras cumplir mi sueño de graduarme en Ciencias de la Información, deseo desempeñar una función de apoyo en un medio de comunicación. He colaborado con éxito en proyectos internacionales para diferentes empresas líderes de comunicación en Madrid durante mis prácticas, siendo la persona de contacto con los clientes más importantes, y en estos momentos busco una oportunidad para ampliar mi experiencia internacional en un entorno similar en el Reino Unido”].

Una vez más, trata de centrarte en habilidades y experiencia que sean relevantes para el puesto que solicitas. Añadir un personal statement no es obligatorio, pero sí cada vez más frecuente, especialmente en los CV para el sector de las industrias creativas.

Inglés para profesionales, trabajadores y empresas

¿Debería incluir una foto?

Ni en el Reino Unido ni en Estados Unidos se acostumbra a acompañar el currículum de una fotografía; de hecho, en muchos casos se consideraría un poco extraño, a menos que te lo hayan pedido expresamente.

Hay leyes muy estrictas respecto a lo que una empresa puede pedir y no pedir que se incluya en una solicitud de empleo, con el fin de evitar la discriminación, así que no des por sentado que debes poner tu foto y todos tus datos personales en tu CV. En caso de duda, no la incluyas; una alternativa sencilla es remitir a tu página de LinkedIn, si la tienes, y si no, pronto verán cómo eres… en cuanto te convoquen para una entrevista.

Destaca (pero por las razones adecuadas)

Recuerda que probablemente no sabrás quién va a leer tu currículum. Podría ser un director de recursos humanos joven y a la última al que le encanta descubrir información peculiar sobre el candidato, escrita en papel amarillo y con un tipo de letra extravagante. Pero probablemente no será así, de modo que asegúrate de que tu currículum vitae en inglés no sea demasiado excéntrico o llame la atención por razones equivocadas.

Se trata de un documento profesional, y debería parecerlo también. Una buena idea es pedir a algún amigo angloparlante o, todavía mejor, a un profesor de inglés, que lo examine para comprobar si has cometido algún error léxico o gramatical; asimismo, asegúrate de utilizar un corrector ortográfico fiable. La mayoría de los responsables de la selección de personal afirman que una gramática y un vocabulario pobres o incorrectos son suficientes para rechazar a un candidato. Comprueba que tu dirección de correo electrónico está actualizada y “suena profesional” (nada del estilo de “Partyboy2000@gmail.com”).

Vocabulario y expresiones 

Sea cual sea el puesto al que te presentas, hay palabras y expresiones clave que resultan muy útiles a la hora de redactar tu currículum. Trata de incorporarlas al hablar de tu experiencia y habilidades previas:

  • I was responsible for” (“Yo era responsable de / me encargaba de”): por ejemplo, “I was responsible for dealing with customer complaints” (“Yo era la persona que se encargaba de gestionar las quejas de los clientes”).
  •  “Develop skills” (“desarrollar habilidades”): por ejemplo, “I was able to develop my communication skills” (“Tuve la oportunidad de desarrollar mis habilidades en el ámbito de la comunicación”).
  •  “Role” (“puesto”, “función”), como alternativa a “job” (“trabajo”): por ejemplo, “This role allowed me to use my language skills” (“Este puesto me permitió utilizar mis conocimientos de idiomas”).
  •  “Gain experience” (“adquirir experiencia”): por ejemplo, “I gained experience in keeping records up to date” (“Adquirí experiencia sobre cómo mantener actualizada la información”).
  •  “Professional training” (“cualificación profesional”): “My professional training includes…” (“Mi cualificación profesional incluye...”).
  • Utiliza adjetivos positivos para describirte: creative, pro-active, innovative, reliable, positive (creativo, proactivo, innovador, digno de confianza, positivo).
  • Emplea verbos de acción para describir tu experiencia: evita “did” (“hice”) o “worked” (“trabajé”), y utiliza, por ejemplo, coordinated, implemented, managed, achieved, identified (coordiné, implementé, gestioné, conseguí, identifiqué).

Tu currículum en inglés debería ser fácil de leer, claro, preciso y veraz, pero sobre todo debería ser un buen reflejo de quién eres tú y de tu experiencia. El British Council te ofrece recursos útiles para ayudarte a elaborar tu CV en inglés, así como consejos prácticos sobre qué incluir en tu currículum. ¡Buena suerte, y que encuentres el trabajo de tus sueños!

Cath McLellan

Es profesora de adultos, niños y jóvenes en el centro del British Council en Barcelona. Lleva enseñando inglés desde 2003, principalmente en España, pero también en estancias cortas en Japón, Italia y Hong Kong. Redacta materiales sobre inglés como lengua extranjera y trabaja como coordinadora en TeachingEnglish. En su tiempo libre le gusta visitar nuevos lugares en España y el extranjero, escribir sobre diferentes temas, cocinar y escapar de la ciudad de vez en cuando para disfrutar paseando.

También te puede interesar...