Por Anne Wilding

10 agosto 2018 - 09:36

Dos alumnos de primaria disfrutando de una clase de inglés

Si estáis pensando en apuntar a vuestro hijo a un curso de inglés, probablemente os habréis preguntado qué nivel tiene, y qué se hace para asignarle la clase adecuada. ¿Cómo es nuestra prueba de nivel de inglés para los niños de primaria?

Antes de responder a esta cuestión, veamos qué grupos pueden distinguirse de acuerdo con la edad, y cómo aprende cada uno de ellos.

Grupos de edad en educación primaria y cómo les enseñamos inglés

En el British Council, nuestros cursos para niños de primaria están estructurados en función de la edad y los conocimientos de inglés. Esto quiere decir que tenemos en cuenta el nivel de inglés de vuestro hijo en el contexto de su edad, ya que las actividades y contenidos que motivan para aprender en cada etapa son distintos de los que atraen a alumnos mayores o menores; del mismo modo, a cada grupo le atraen más las imágenes de niños de edades más próximas a la suya.

Por ejemplo, a los alumnos de los primeros años de primaria les resulta más interesante la fantasía o el mundo inmediato que los rodea, mientras que en los de segundo ciclo, aunque todavía disfrutan con un buen cuento, la fascinación por aprender hechos acerca del resto del mundo es cada vez mayor. Sus habilidades cognitivas, como la capacidad de concentración, varían igualmente: los mayores son capaces de leer un texto y responder preguntas sobre él de forma independiente, pero con los pequeños es necesario abordar este tipo de actividad de manera gradual.

Entonces, ¿cómo enseñamos a niños con distintas habilidades en grupos de la misma edad (o similar)? En primer lugar, debemos recordar que cualquier clase donde haya más de un alumno, en cualquier lugar del mundo, será una clase con niveles de aptitud distintos. Aun utilizando rígidas pruebas de nivel, al hacer la media de sus puntuaciones coincidirán en una misma aula niños (o adultos) con diferentes habilidades en comprensión lectora y auditiva y en expresión oral y escrita, y con diversos niveles de confianza en sí mismos. Por ello, los profesores de todos los niveles y contextos están preparados para afrontar esta situación, principalmente de dos maneras: a través de lo que se conoce como “andamiaje” y a través de la ampliación.

Cuando emplean el andamiaje (del inglés scaffolding) en una actividad de aprendizaje, los profesores brindan un cierto apoyo para que los alumnos que lo necesiten puedan entender mejor lo que tienen que hacer: por ejemplo, colocando a los niños por parejas y proporcionándole a uno de ellos más información o una tarea más sencilla que la de su compañero. La ampliación, por su parte, consiste en añadir fases a una actividad para aquellos que terminen antes o necesiten una tarea más exigente. Nuestros docentes son expertos en ambos procesos, lo que se traduce en que cada estudiante se enfrenta al grado de dificultad adecuado dentro del aula que le corresponde.

Prueba de nivel para niños de 6-7 años

Por lo que respecta a los niños de 6-7 años, la edad es un factor más importante que los conocimientos lingüísticos, ya que están en pleno proceso de desarrollo de sus intereses y habilidades cognitivas junto a sus compañeros. Nuestro planteamiento de enseñanza y aprendizaje centrado en cada niño se basa en gran medida en estos intereses y habilidades, por lo que si vuestro hijo tiene 6 o 7 años estará en una clase con otros niños de su edad.

De este modo, tenemos la seguridad de que todos los alumnos de estos primeros cursos están aprendiendo cosas similares en el colegio y se interesan por el mismo tipo de actividades didácticas. Naturalmente, habrá variaciones en cuanto a los conocimientos de inglés entre un niño y otro, igual que ocurre en la escuela. Es algo que tomamos en consideración a la hora de desarrollar nuestros materiales de Primary Plus y de formar a nuestros docentes, con objeto de poder plantear a cada niño retos que no superen su capacidad. Por ejemplo, al hacer un mural el profesor, que conoce el nivel de cada uno de sus alumnos, animará a cada uno de ellos a desplegar todos sus conocimientos de gramática y vocabulario.

 

Dos alumnas de primaria conversan en clase

Prueba de nivel para niños de 8-11 años

Los niños de entre 8 y 11 años todavía necesitan un material didáctico apropiado a su edad, pero también se benefician de la distribución en aulas en función de su nivel de inglés. Por eso hemos diseñado una prueba de nivel específica para ellos, en la que se valoran tanto la edad como la habilidad lingüística, y que consiste en una entrevista con un profesor experto en pruebas de nivel y en una parte escrita especial para niños.

En la entrevista, le explicaremos a vuestro hijo (en su propio idioma, si es necesario) que la “prueba” de nivel no es un examen, sino el tipo de prueba que se hace con el fin de descubrir algo, en este caso para averiguar cuál es la clase más adecuada para él.

La entrevista empieza con preguntas sencillas como “What’s your name?” y “How old are you?. Después pasamos poco a poco a preguntarle por su familia, sus amigos y sus intereses. Utilizamos además recursos visuales como flashcards (tarjetas de aprendizaje), con el fin de saber qué palabras conoce y comprobar cómo se expresa. La dificultad va aumentando muy paulatinamente, y cuando el profesor ve que el niño ya no puede responder las preguntas de un determinado nivel le da la enhorabuena por lo bien que lo ha hecho y concluye la entrevista. Esta parte oral suele durar entre 5 y 10 minutos.

La parte escrita también va pasando de lo más sencillo a lo más difícil, con una combinación de frases, preguntas tipo test y la posibilidad de escribir un texto breve para que los niños con un mayor nivel puedan demostrar lo que realmente saben.

Una vez más, avisamos a los niños de que pueden dejarlo cuando sientan que las preguntas les resultan demasiado complicadas o crean que ya han respondido a todo lo que podían, y que no se suspende a nadie. Cuentan con 30 minutos para esa parte escrita, más que suficientes para que puedan responder con tranquilidad a todas las preguntas. No tiene sentido continuar después de ese tiempo. De tanto en tanto el profesor entra y echa un vistazo para que ningún niño pase un tiempo exagerado delante de preguntas que no sabe contestar.

¿Dónde se realiza la prueba?

Vuestro hijo puede realizar la prueba en el centro que hayáis elegido. Mientras tanto, vosotros podéis esperarle cómodamente en otra sala, y él pasará con un profesor de un aula a otra para llevar a cabo las partes oral y escrita. También disponemos de un aula especial para los niños que tengan que esperar unos minutos entre ambas partes.

Algunos niños llegan un poco nerviosos a la prueba de nivel. Nuestros profesores saben cómo tranquilizarlos, y esos nervios se convierten enseguida en un sentimiento de confianza y de satisfacción. Es el principio del proceso de aprendizaje de vuestro hijo en el British Council, y está pensado para que además de eficaz sea una experiencia agradable.