Por Sheona Smith

30 noviembre 2017 - 17:13

Para aprender inglés no solo hace falta estudiar gramática y memorizar verbos irregulares, especialmente si estamos hablando de alumnos de primaria. Como todos sabemos, los niños son capaces de aprender un idioma sin estudiar, es decir, escuchando y, sobre todo, utilizándolo en contextos significativos. Por eso, cuando llegan a un colegio donde se habla una lengua que no es la suya enseguida incorporan las palabras y frases cotidianas de sus compañeros. Del mismo modo, estoy segura de que en alguna ocasión os habrá sorprendido lo rápido que los niños asimilan las reglas de los juegos del patio del cole y el vocabulario que se utiliza en ellos.

Cuando aprenden juegos nuevos en otro idioma, lo importante es que escuchan esas palabras y expresiones pero además tienen la oportunidad de utilizarlas junto con el léxico que ya conocen. 

Un modo estupendo de combinar el aprendizaje con la diversión es probar en casa algunos de estos juegos en inglés. El ambiente distendido permite a los niños comunicarse en inglés en un contexto en el que (por lo general) hablan sin preocuparse de la sintaxis y la gramática. Los profesores somos conscientes de ello, y aprovechamos los juegos en el aula con objeto de que los alumnos apliquen y amplíen sus conocimientos. Y vosotros también podéis hacerlo en casa, ayudando así a vuestros hijos a sentirse más seguros y motivados para que hagan uso del inglés que ya saben y continúen aprendiendo.

Los grandes clásicos

Os presento a continuación algunos de mis clásicos preferidos, que los niños de primaria acogen siempre con entusiasmo.

Un juego muy divertido para aprender a decir la hora, además de algunas otras frases, es What’s the time, Mr. Wolf? (¿Qué hora es, señor lobo?). Podéis jugar en familia o bien con más niños. Lo que sí es necesario es disponer de un espacio amplio, por ejemplo en el jardín o en un patio. Antes de empezar a jugar, pedid a los niños que repitan la pregunta “What’s the time, Mr. Wolf?” y las posibles respuestas: “It’s 1 o’clock / 2 o’clock / lunchtime / dinner time”, etc. (“Es la una” / “Son las dos” / “Es la hora de comer / de cenar”, etc.), con el fin de que puedan usarlas durante el juego.

El lobo (uno de vosotros o uno de los niños) se sitúa en un extremo y los demás niños en el otro. Los niños que no hacen de lobo preguntan a este: “What’s the time, Mr. Wolf?”, a lo que el lobo contesta con una hora o una parte del día, como por ejemplo “It’s one o’clock”. Los niños entonces dan un paso hacia delante, acercándose al lobo. Si este dice “It’s two o’clock”, los niños deben dar dos pasos hacia delante. Si el lobo dice “It’s lunch time!”, significa que los niños deben correr para escapar de sus garras, pues quiere comérselos para almorzar (o para cenar, o incluso para desayunar). Podéis estar seguros de que oiréis alegres chillidos de terror cuando los niños corran para huir del lobo, y que en cuanto vuestro hijo lo haya probado os suplicará volver a jugarlo a la menor ocasión. 

No olvidéis que los juegos populares como este pueden servir de trampolín para muchas otras actividades. Puede dar pie a hablar de otros momentos del día, como “shower time” (“la hora de la ducha”) o “play time” (“la hora de jugar”), o de qué hacen otros niños en los distintos momentos del día. Y quizá después de practicar este juego vuestro hijo quiera leer el cuento de Mr. Wolf del que ya os hablamos en nuestro artículo sobre cómo conseguir que aprender inglés sea más divertido para mi hijo o jugar a poner la hora online, ahora que el vocabulario le es familiar y cuenta con la confianza necesaria.

¿Quién no ha echado una partida de Hangman (el Ahorcado) en el colegio o con sus hermanos? Puede parecer simple, pero con este juego vuestro hijo repasará el abecedario de arriba abajo, lo que favorece el reconocimiento de las letras, así como la comprensión auditiva y la ortografía. Después de todo, es posible que un día tenga que decir cómo se escribe su nombre en el examen oral del PET de Cambridge (B1). No os limitéis a las palabras sueltas; a medida que vuestro hijo vaya ganando seguridad, podéis animarle a escribir pequeñas frases. Con el fin de que no resulte demasiado complicado, podéis añadir la inicial de cada palabra de la frase. Es muy aconsejable repasar antes las vocales y las consonantes más difíciles o que pueden confundirse, para que los niños distingan bien, por ejemplo, entre la “I” y la “E” y entre la “J” y la “G”. Los vídeos de LearnEnglish Kids ayudarán a vuestro hijo a recordar la pronunciación de algunas palabras dependiendo de cómo se escriban.

W_ _ _ ’_   t_ _  t_ _ _?  (¡a ver si averiguáis qué frase se esconde aquí! ;-D)

Para que sea más divertido, podéis haceros con una pequeña pizarra blanca y un rotulador. ¡No hay nada más motivador para un niño de primaria que sentirse como si fuera el profesor!

El Pictionary® es otro juego muy entretenido que permite a los niños con vocación de artista demostrar su talento como dibujantes y su riqueza de vocabulario. Al tratarse de una actividad en la que hay que adivinar una palabra que otra persona ha dibujado, podéis jugar solos con vuestro hijo o aprovechando las visitas de amigos o familiares. Para hacer vuestra propia versión casera, imprimid algunas flashcards o tarjetas de aprendizaje con vocabulario de los temas que queráis trabajar, y preparad algunas hojas de papel, un par de lápices y el cronómetro del móvil si vais a limitar el tiempo para hacer el dibujo.

Si habéis formado equipos, decidid quién va a encargarse de hacer el dibujo en cada equipo; enseñadles una tarjeta a los dibujantes, que los demás no deberán ver, y, para que sea más sencillo, si queréis, podéis decir a los demás miembros cuál es el tema: food (comida), transport (transporte), jobs (profesiones), places in the city (lugares y edificios de una ciudad), etc. Cuando deis la señal, los artistas tendrán que hacer un dibujo para que sus compañeros adivinen de qué se trata. Para los jugadores más jóvenes, podéis imprimir unas cuantas tarjetas con ilustraciones y enseñarles así una imagen de lo que tienen que dibujar, en vez de la palabra.

Con niños un poco mayores, en cambio, es bueno emplear la palabra, con el fin de mejorar su comprensión lectora. Si los compañeros consiguen adivinar la palabra y decirla en inglés ganarán un punto para su equipo. Podéis fijar un límite de tiempo con el cronómetro si os apetece hacerlo más emocionante. Este juego resulta muy útil para repasar vocabulario, por lo que es importante que antes de empezar los jugadores estén familiarizados con las palabras o imágenes que vayáis a emplear.

The Washing Line Race (“Carrera en el tendedero”) es un animado juego en el que los participantes compiten por ser los primeros en tender la colada. De nuevo, podéis jugarlo vosotros solos o con un grupo de niños. Necesitáis una bolsa con ropa infantil más bien pequeña (lo ideal es que sea ropa de bebé o incluso de muñecos), varias pinzas y un trozo largo de cuerda que, si estáis en casa, podéis tender entre dos sillas. Si os encontráis en el exterior, tened en cuenta la altura de los niños, que deben llegar con facilidad a ella. Comprobad que tenéis dos unidades de cada prenda para hacer dos montones de ropa similares, uno para cada equipo.

El objetivo es tender cada una de las prendas en la cuerda antes que el adversario. Un niño puede ser el que anuncie en voz alta qué artículo toca tender; los demás se dividen en dos equipos. El “anunciador” dice, por ejemplo, “T-shirt!” (“¡Camiseta!”), y un miembro de cada equipo busca la camiseta en su montón de ropa, corre hacia la cuerda, cuelga la camiseta y gana un punto si lo logra antes que su contrincante. Si no tenéis ropa pequeña que podáis usar en este juego, echadle un vistazo a esta otra versión.

Es importante no solo repasar palabras concretas, sino también pequeñas frases. Para ello, uno de los juegos más conocidos es “I went to the market to buy…” (“Fui al mercado y compré…”). Se trata de un juego de memoria que requiere escuchar atentamente y una buena retentiva si se pone en práctica con un grupo grande. ¡Mis niños de primaria siempre me ganan en clase! Sentaos todos formando un círculo y empezad con: “I went to the market to buya carton of milk” (“Fui al mercado y compré… un cartón de leche”).

El jugador sentado a la derecha repite la frase y añade otro artículo: por ejemplo, “I went to the market to buy a carton of milkand a packet of biscuits” (“Fui al mercado y compré un cartón de leche… y un paquete de galletas”), y así hasta que le toque de nuevo al primer jugador. Para echarles una mano a los niños podéis preparar una hoja con algunas frases útiles que pueden utilizar en caso de que no sepan qué pueden agregar. Si un jugador no recuerda algo de la lista pierde una vida o es eliminado. Gana aquel que sea capaz de recordar todos los artículos de la lista. El juego no es tan simple como parece, ya que como habréis observado da ocasión a que los niños utilicen diversas estructuras. En mi ejemplo me he centrado en los cuantificadores (a bottle of, a packet of, etc.), lo que aumenta la dificultad. También podéis cambiar la frase inicial para practicar otras estructuras o campos semánticos: por ejemplo, “Next year I’m travelling to Canada and I’m going to visit…” (“El año que viene voy a viajar a Canadá y voy a visitar…”), o “Last Saturday I went on excursion and I saw…” (“El sábado pasado me fui de excursión y vi…”).

aprender inglés con imagenes

Juegos de mesa

Quitad el polvo a los viejos juegos de mesa que a lo mejor han quedado olvidados en alguna estantería. El Junior Scrabble® es uno de los que podemos rescatar y jugar con los niños en una tarde lluviosa de domingo. Al principio puede ser difícil, pero podemos ayudarles un poquito pidiéndoles que hagan una lista con palabras que conocen en inglés, que pueden tener a mano a modo de glosario mientras juegan. Una alternativa muy sencilla es usar las letras para formar palabras en un tiempo determinado. Repartid las letras y poned en marcha el cronómetro o dadle la vuelta al reloj de arena para ver el número de palabras en inglés que puede componer vuestro hijo en un minuto. Tanto él como vosotros os sorprenderéis de cuántas consigue formar, y además irán aumentando conforme vaya ganando en confianza.

También podéis probar el tradicional Snakes and Ladders (Serpientes y escaleras), aunque ni siquiera tengáis el juego de verdad. Reunid las flashcards que habéis utilizado en otros juegos o imprimid unas cuantas de varios temas, que vuestro hijo puede colorear para ayudaros a fabricar vuestro propio juego. Con hojitas de papel (o notas autoadhesivas) podéis añadir algunas de las expresiones típicas de los juegos de mesa, como “Start” (“Salida”), “Finish” (“Meta”), “Move back 2 spaces” (“Retrocede dos casillas”), “Go back to start” (“Vuelve a la salida”), “Move forward 3 spaces” (“Avanza tres casillas”), “Miss a turn” (“Un turno sin jugar”)…

Fijadlo todo a la mesa de la cocina con celo o masilla adhesiva y formad un rectángulo, un círculo o incluso una serpiente para crear el “tablero”, sin olvidar las casillas de “Start” y “Finish” en su lugar correspondiente. Solo os falta una ficha para cada jugador y un dado y estaréis listos para jugar a la versión inglesa de la Oca. Cuando vuestro hijo caiga en una de las tarjetas animadle a decir en alto la palabra escrita o lo que represente la imagen. Para los niños de los últimos cursos de primaria, podéis imprimir el tablero de un juego de mesa en blanco y pedirles que escriban una pregunta breve o un desafío en cada casilla: por ejemplo, “How do you say ‘grifo’ in English?” (“¿Cómo se dice ‘grifo” en inglés?”), “Name 10 wild animals” (“Di el nombre de 10 animales salvajes”), “Which is longer, the Amazon River or the Tajo River?” (“¿Qué río es más largo: el Amazonas o el Tajo?”). Así practicarán un montón de estructuras gramaticales y repasarán vocabulario, ¡además de la escritura, la lectura, la comprensión auditiva y la expresión oral!

Terminamos con un juego rápido y sencillo, muy fácil de montar y más aún de jugar. Es el Bull’s Eye (diana). Dibujad tres círculos concéntricos en un papel o cartón grande, y adjudicad a cada círculo distinta puntuación: 100 al central, 60 al intermedio y 20 al círculo externo. Preparad algunas preguntas o desafíos similares a los del juego anterior de Serpientes y Escaleras, y divididlas en función del grado de dificultad de la pregunta, de modo que las más complicadas valgan 100 puntos. Con una pelota blanda o un juguete pequeño vuestro hijo tiene que apuntar a la diana y responder a una pregunta correspondiente a la franja donde haya caído.

Las preguntas pueden ir desde traducir palabras sencillas, como “What’s ‘gato’ in English?” (“¿Cómo se dice ‘gato’ en inglés?”), a otras más difíciles, las de 100 puntos, como “How many brothers and sisters have you got?” (“¿Cuántos hermanos tienes?”). Podéis emplear el libro de texto de vuestro hijo para encontrar preguntas y vocabulario acordes con lo que haya estado viendo en el cole, o usar elementos visuales como flashcards para suscitar la respuesta con la palabra en inglés. Es un modo fabuloso de repasar el vocabulario para un examen, y si tenéis hijos mayores puede servir para pasar tiempo de calidad juntos, además de para aprender inglés jugando.

Os dejamos a continuación un esquema con estos y otros juegos que podéis poner en práctica con vuestro hijo. ¡Que comience la diversión!

Juego Léxico empleado Qué necesitáis
What’s the time, Mr. Wolf? What’s the time, (Mr. Wolf)?
It’s ... o’clock.
It’s breakfast time!
It’s lunch time!
It’s dinner time!
I’m going to eat you up! (¡Os voy a comer!).
Grupo de niños, mucho espacio para correr.
The Washing Line Race Vocabulario sobre ropa.
Hang up the… (Cuelga el / la…).
Get the pegs (Coge las pinzas).
Run! (¡Corre!).
Quickly! (¡Deprisa!).
Bolsa con ropa (de bebé o de muñecos), pinzas, cuerda
Pairs (juego de hacer parejas) Vocabulario de los temas de las tarjetas que se utilicen (animales, objetos de la casa…).
It’s my turn (Me toca).
It’s your turn (Te toca).
I’m the winner! (¡He ganado!).
I can’t remember (No me acuerdo).
Turn the cards over (Dale la vuelta a las tarjetas).
Conjunto de tarjetas con imágenes.
Snakes and Ladders Vocabulario de los temas de las tarjetas que se utilicen.
Move back 2 places.
Miss a turn.
Go back to start.
Go forward 2 spaces.
It’s my turn.
Can I have the dice, please? (¿Me pasas el dado, por favor?).
Tarjetas variadas con imágenes o palabras.

 

 

Juego de palmas Canción o rima elegida. ¡Las manos!
Scrabble Vocabulario variado.  Tablero y fichas del Scrabble, reloj de arena o cronómetro.
Bull’s Eye Vocabulario variado.
Throw the ball (Lanza la pelota).
Aim (Apunta).
Almost! (¡Casi!).
Well done! (¡Muy bien!).
Bull’s Eye.
Tarjetas de aprendizaje, papel o cartón, pelota o juguete pequeño.
Pictionary Vocabulario variado o por temas.
It’s my turn.
I’m the drawer (Yo dibujo).
Can I have the pencil please? (¿Me pasas el lápiz, por favor?).
Tarjetas de aprendizaje, papel, lápices, reloj de arena o cronómetro.
Hangman Palabras por temas: casa, animales, lugares, partes del cuerpo.
Frases cortas. 
Lápiz o bolígrafo, papel o pizarra blanca y rotuladores

Sheona Smith

Es profesora y formadora de profesores en el centro del British Council en Palma de Mallorca, donde trabaja desde 2008. Le gusta su trabajo porque le permite conocer a alumnos con diferentes perfiles y edades. También es examinadora de Cambridge y una gran admiradora de la enseñanza y el aprendizaje online. Además, ejerce como moderadora de los cursos de la web TeachingEnglish desde 2011. En su tiempo libre disfruta leyendo y haciendo excursiones por la montaña con su familia.

También te puede interesar...