Por Sheona Smith

21 febrero 2019 - 15:49

Estudiante joven haciendo un examen de Cambridge en el British Council Madrid

Puede que tengáis hijos estudiando inglés en el colegio, en clases extraescolares o preparándose para un examen oficial como los de Cambridge Young Learners, dirigidos a niños y jóvenes. La universidad de Cambridge ofrece no solo exámenes para el nivel B1 y superiores, sino que cuenta con una gama específicamente diseñada para que los niños entre 7 y 12 años puedan certificar su nivel de inglés.

Para los más pequeños, los exámenes de Cambridge Young Learners son Starters, Movers y Flyers, y cada uno de ellos consta de tres partes: Reading and Writing (comprensión lectora y expresión escrita), Listening (comprensión auditiva) y Speaking (expresión oral). Mi entrada de hoy se centrará en el Speaking test de Movers y Flyers.

Empecemos con Movers

El examen Movers corresponde al nivel A1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, y aunque pueda pareceros poca cosa, os sorprenderíais al saber el vocabulario y las estructuras gramaticales  que tienen que manejar correctamente ante el examinador los niños que se presentan a esta prueba si quieren sacar una buena nota en la parte oral. Por ejemplo, deben demostrar que son capaces de utilizar léxico descriptivo, incluyendo comparativos y superlativos, algunos verbos modales, pronombres relativos y un cierto vocabulario sobre temas como rutinas, amigos, familia, tiempo libre, cosas que les gustan o les disgustan, etc.

Aquí tenéis algunas actividades para practicar, dirigidas especialmente a niños que van a presentarse al Movers. Si durante el examen vuestro hijo tiene alguna dificultad para completar las tareas, el examinador se mostrará cercano y le animará para que no se ponga demasiado nervioso.

Formato de la parte oral del Movers

Punto de partida Los candidatos tienen que… Consejos
Parte 1:
Dos imágenes similares con algunas diferencias.
Encontrar 4 diferencias entre la imagen del examinador y la del candidato. Fomentad el uso de comparativos y superlativos.
Vuestro hijo debe utilizar nexos para mostrar contraste, comobut (pero) o whereas (mientras que).
Tratad de animarle a hacer oraciones completas y no limitarse a señalar las diferencias.Si no conoce la palabra exacta, animadle a describir el objeto.
Parte 2:
Cuatro imágenes individuales que ilustran una historia.
El candidato explica la historia describiendo lo que ve y lo que ocurre en las imágenes. Favoreced el uso de nexos como first (primero), then(entonces), later (más tarde), after (después de) onext (a continuación) para enlazar las ideas.
Animad a vuestro hijo a decir si las personas de la imagen están angry (enfadadas),happy (contentas), sad (tristes),excited (nerviosas, entusiasmadas), etc., y por qué se sienten así.
Parte 3:
Conjuntos de imágenes.
El candidato identifica la imagen que no está relacionada con las demás (“the odd one out”) y explica por qué. Tratad de que vuestro hijo forme oraciones completas, como “It’s this one because it’s green and all the others are red” (“Es este porque es verde y todos los demás son rojos”), en vez de limitarse a señalar el elemento que no cuadra con los demás.
Parte 4:
Preguntas abiertas relacionadas con vuestra casa, el colegio, vuestra familia, los amigos…
El candidato responde a las preguntas del examinador. Es importante que responda con una voz segura y formando oraciones completas.
Por ejemplo:
Examinador: “What’s your friend’s name?”(“¿Cómo se llama tu amiga?).
Candidato: “Her name is Carmen and she’s 8 years old” (“Se llama Carmen y tiene 8 años”). 

La parte de Speaking del Movers dura entre 5 y 7 minutos, aproximadamente. Los exámenes de Cambridge suelen tener lugar en el propio colegio del niño o en un centro examinador. Están muy bien organizados, y puesto que esta gama está pensada para niños, es esencial que todo vaya bien para que se sientan cómodos. Cada niño irá acompañado en todo momento de un bedel que le llevará hasta donde se encuentre el examinador y se lo presentará.

La prueba se realizará en una sala bien ventilada, luminosa y con ventanas o paneles de cristal en las puertas, de modo que desde fuera haya una buena visibilidad del interior. Es posible que haya compañeros del niño que ya estén sentados esperando junto a la sala para hacer el examen. En algunos casos podría haber más de un examinador en la sala, por motivos de protección de la infancia o para supervisar a los examinadores. En cualquier caso, vuestro hijo solo tendrá que responder a las preguntas de un examinador cualificado.

Cómo aprenden los niños a escribir en inglés

Pasemos al Flyers

El examen del Flyers corresponde al nivel A2 del Marco Común Europeo, y a aquellos niños que no se hayan preparado de antemano puede resultarles complicado. La parte oral dura entre 7 y 9 minutos, aproximadamente, y exige que los candidatos tengan una mayor flexibilidad gramatical que en el Movers y que sean capaces de comunicar claramente su mensaje.

Formato de la parte oral del Flyers

Punto de partida Los candidatos tienen que… Consejos
Parte 1:
Dos imágenes similares con algunas diferencias. Afirmaciones del examinador.
Encontrar 6 diferencias entre la imagen que tiene el candidato y la del examinador. El examinador hará algunas afirmaciones sobre su imagen y el candidato debe describir en qué se diferencia de la suya. Los candidatos tienen que escuchar con mucha atención cada frase que diga del examinador para encontrar lo que cambia respecto a su propia imagen.
Practicad con vuestro hijo para que haga oraciones completas y no se limite a señalar las diferencias.
Si no conoce la palabra exacta, animadle a que describa el objeto.
Indicadle que debe hablar con voz suficientemente alta y clara, y que si lo necesita no dude en preguntarle al examinador: “Could you repeat that, please?” (“¿Puede repetirlo, por favor?”).
Parte 2:
Dos imágenes con información para hacer preguntas o responderlas.
Los candidatos utilizan la información proporcionada para responder a las preguntas del examinador y después hacer preguntas a las que el examinador contestará. Decidle a vuestro hijo que se fije bien en las palabras clave que se le proporcionen. 
Es fundamental que escuche lo que le diga el examinador y cómo se lo diga, y que intente responder utilizando la información proporcionada. Después, vuestro hijo deberá hacer preguntas, prestando especial atención al uso correcto de la gramática y empleando las palabras necesarias para hacer preguntas: “who”, “where”, “what time” (quién, dónde, a qué hora), etc.
Parte 3: 
Una secuencia de imágenes.
Los candidatos explican la historia describiendo lo que ven y lo que ocurre en las imágenes. Animad a vuestro hijo a usar nexos como “first”, “then”, “later”, “after” o “next” para enlazar sus ideas.
No debe olvidarse de indicar cómo se sienten las personas de la imagen, utilizando además adverbios: really angry (realmente enfadado), very happy (muy contento), sad (triste), so excited (tan entusiasmado), etc., y por qué se sienten así.
Parte 4: 
Preguntas abiertas relacionadas con vuestra casa, el colegio, vuestra familia, los amigos…
El candidato responde a las preguntas del examinador. Ayudad a vuestro hijo a responder con voz segura y formando oraciones completas.
Por ejemplo: 
Examinador: “Tell me about your house” (“Háblame de tu casa”).
Candidato: “I live in a big flat, it’s got 5 rooms and my favourite room is the kitchen because…” (“Vivo en un piso grande, con cinco habitaciones, y mi habitación preferida es la cocina porque…”). 

Claramente, en el examen del Flyers los candidatos tienen que demostrar que su nivel es superior y que poseen un vocabulario más amplio que el exigido para Movers. Los niños que se presenten al Flyers deben tener seguridad cuando utilicen las mismas estructuras gramaticales que los niños del Movers, pero además tienen que demostrar que conocen tiempos verbales como el futuro simple, “going to”, el “past continuous” y el “present perfect”, así como una serie de verbos modales como “may”, “might”, “could”, “should”, “must” y “shall” para hacer sugerencias, el condicional simple y las “tag questions” o coletillas interrogativas. 

Los candidatos de Flyers tienen que mostrarse seguros también a la hora de hablar de las profesiones y los sentimientos, y explicar por qué la gente hace determinadas cosas. En el nivel A2, mostrar que son capaces de dar respuestas más extensas les ayudará a obtener una nota más alta en el examen. Aquí tenéis divertidas actividades diseñadas por Cambridge con las que vuestro hijo puede ir ganando confianza. 

Como examinadora de Cambridge para niños y jóvenes, creo que tanto en Movers como en Flyers la parte de contar una historia a partir de las imágenes puede resultar difícil. Para practicarla, es muy bueno habituar a vuestro hijo a escuchar historias y contarlas después. De ese modo, se acostumbrará al tipo de de vocabulario descriptivo de las narraciones. En el sitio web de LearnEnglish Kids encontraréis algunas historias interesantes

Pero la parte que suele costar más a los niños en el examen oral del Flyers suele ser la segunda, quizá porque en las clases de inglés se tiende normalmente a que los alumnos respondan a preguntas pero no a que las hagan, y en esta actividad, denominada “information gap task”, cada persona tiene unos datos concretos que necesita la otra persona, y se trata de completar la información. Por ello, para poder abordar esta parte del Speaking del Flyers, es importante que vuestro hijo tenga la oportunidad de practicar cómo formular preguntas correctamente.

En casa, por ejemplo, podéis escribir los perfiles de dos personas distintas, diciendo lo que le gusta y le disgusta a cada uno, o las aficiones que tienen, incluyendo dónde y cuándo las practican. Con ello vuestro hijo podrá hacer preguntas y contestarlas, y su confianza irá aumentando. Aquí tenéis más recursos para ayudar a los niños con la gramática en inglés con vistas a los exámenes. Igualmente, mi colega Kim os ofrece pautas para mejorar la pronunciación de los niños en inglés que pueden resultaros interesantes, pues es otro aspecto importante de la expresión oral.

Evaluación

Como en todos los exámenes de Cambridge YLE, en los certificados oficiales se muestran los resultados finales en forma de varios escudos que aparecen entera o parcialmente rellenos para cada parte del examen (Reading and Writing, Listening y Speaking). Así, si vuestro hijo ha realizado correctamente, por ejemplo, el equivalente al 80 % de la expresión oral, obtendrá cuatro escudos (de un total de cinco) totalmente coloreados en esa parte.

De esta forma, las calificaciones no se expresan en números, y ningún niño que haya hecho el esfuerzo de presentarse a un examen oficial se encuentra con un desalentador suspenso, sino que ve los escudos que ha conseguido rellenar para cada parte. Todos los niños reciben su certificado de Cambridge, independientemente de cuál haya sido el resultado final.

Sheona Smith

Es profesora y formadora de profesores en el centro del British Council en Palma de Mallorca, donde trabaja desde 2008. Le gusta su trabajo porque le permite conocer a alumnos con diferentes perfiles y edades. También es examinadora de Cambridge y una gran admiradora de la enseñanza y el aprendizaje online. Además, ejerce como moderadora de los cursos de la web TeachingEnglish desde 2011. En su tiempo libre disfruta leyendo y haciendo excursiones por la montaña con su familia.

También te puede interesar...