Por Sheona Smith

21 septiembre 2017 - 17:01

Candidato de exámenes de Cambridge examinándose con el British Council

Hoy en día, alcanzar un título que certifique el nivel B2 de un idioma se considera una verdadera proeza. Todos estamos tan ocupados con estudios, trabajo y familia que hacer el esfuerzo necesario para obtener un certificado puede parecer, poco más o menos, una misión imposible. Sin embargo, si te concentras en ello y tienes en cuenta algunas ideas cruciales, se convierte en un objetivo asequible. De acuerdo con el MCERL (Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas), con el nivel B2 eres capaz de:

  • Comprender conversaciones extensas y discusiones técnicas.
  • Leer y entender artículos e informes contemporáneos.
  • Escribir correos electrónicos, narraciones y otros textos sobre una amplia gama de temas.
  • Hablar con fluidez y generalmente con precisión en distintos contextos.

Obtener el certificado B2 de inglés implica trabajar sobre la base sólida de conocimientos que has ido adquiriendo previamente, ya sea en secundaria, en la universidad, en una academia o en otros cursos. En esta fase cuentas con el apoyo del vocabulario y la gramática que ya conoces para continuar aprendiendo, y eso te ayuda a ganar confianza, una palabra clave pues, admitámoslo, en el nivel B2 cometerás todavía algunos errores, pero lo importante es aprender a evitarlos y seguir comunicándose.

Mucha gente cree que tendrá bastantes posibilidades de aprobar el examen del B2 si se empolla unos cuantos manuales de gramática, repasa el tercer condicional y llena de nexos su producción oral y escrita (como however, even so, despite). Me gustaría desmontar ese mito, pues quien te haya dicho que hacer un examen del B2 es “a piece of cake” (“pan comido”) está completamente equivocado.

Encuentra el examen que mejor se ajusta a tus necesidades

Es fundamental pararse a pensar en lo que necesitas. Escribe en qué situaciones empleas el inglés o cuándo te gustaría utilizarlo. Esto te ayudará a fijarte en el tipo de examen que más te conviene. La mayor parte de los certificados de inglés B2 se centran en las cuatro destrezas lingüísticas, así como en la gramática y el vocabulario. Si quieres informarte un poco más, consulta la tabla siguiente:

Examen de B2 ¿Qué evalúa? Ámbito
Cambridge First Comprensión lectora + uso del inglés: 7 partes.
Expresión escrita: 2 partes.
Comprensión auditiva: 4 partes.
Expresión oral: 4 partes.
Inglés general:
Capacidad para abordar situaciones cotidianas variadas. Aceptado para cursar estudios universitarios, así como por organismos gubernamentales y empresas.
Cambridge First for Schools Mismo formato que el anterior. Inglés general (para candidatos en edad escolar): temas adecuados a su edad.
IELTS (franja 5,5-6,5)

Comprensión lectora: 3 partes.
Expresión escrita: 2 partes.
Expresión oral: 3 partes.
Comprensión auditiva: 4 partes.

Inglés académico / general: capacidad para abordar temas académicos en inglés (versión académica). Aceptado para estudiar o trabajar en numerosos países de habla inglesa (versión general).
Aptis

Obligatorio: Gramática + vocabulario: 50 preguntas.
Comprensión lectora: 4 partes.
Expresión escrita: 4 partes.
Expresión oral: 4 partes.
Comprensión auditiva: 25 preguntas.

Inglés general, con tres versiones:
Aptis general (16+)
Aptis para profesores
Aptis para jóvenes (13-18 años)
Capacidad para abordar situaciones cotidianas variadas. Aceptado por centros educativos, consejerías de educación y empresas.
Cambridge BEC Vantage Comprensión lectora: 6 partes.
Expresión escrita: 2 partes.
Expresión oral: 3 partes.
Comprensión auditiva: 3 partes.

Inglés empresarial: capacidad para abordar situaciones empresariales variadas. Aceptado por una amplia gama de instituciones educativas, organismos gubernamentales y destacadas empresas.
Trinity ISE II Comprensión lectora + expresión escrita: 4 partes.
Expresión oral + comprensión auditiva: 4 partes.
Inglés general: capacidad para abordar situaciones cotidianas variadas.
Escuela Oficial de Idiomas (B2) Comprensión lectora + expresión escrita + expresión oral + comprensión auditiva. Inglés general: capacidad para abordar situaciones cotidianas variadas.

Un buen resultado en un nivel intermedio superior exige unas competencias similares en las cuatro destrezas lingüísticas, así como estar familiarizado con las estrategias precisas para hacer bien el examen. Teniendo esto en mente, yo te aconsejaría tomar nota de las recomendaciones que encontrarás a continuación, basadas en mi experiencia profesional preparando a alumnos de este nivel.

Matricúlate en un buen curso de preparación para el examen impartido por un profesor con experiencia

A este nivel, es esencial que te prepares bien para cualquier examen al que te presentes. Con el certificado B2 de inglés estás dando un gran paso, desde un uso básico del idioma a poder desarrollar tus ideas y enfrentarte a situaciones comunicativas más complejas. Ello implica que necesitas aprender y practicar de verdad una serie de estrategias a las que solo tendrás acceso en un curso de preparación de exámenes o en un contexto de inmersión.

“¿Estrategias?”, te preguntarás. Voy a ponerte algunos ejemplos. Con un libro de gramática, ¿puedes aprender realmente cómo interrumpir de forma educada a alguien en inglés con el fin de añadir tu punto de vista? Yo creo que no. ¿Puedes aprender de verdad a escribir una entrada interesante y atractiva sobre un lugar que has visitado para un blog en inglés sin contar con los comentarios y la orientación de tu profesor? Creo que tampoco.

Ya lo ves, los consejos de un profesor con experiencia en la preparación de exámenes son algo en lo que merece la pena invertir, al igual que en tener la oportunidad de trabajar en un equipo de estudiantes con las mismas preocupaciones y objetivos que tú. No subestimes la fuerza que el grupo y el profesor pueden imprimir a tu grado de motivación. Tus compañeros serán personas que se encontrarán en tu mismo barco, y que comprenderán perfectamente tus frustraciones con el idioma (sí, sabemos lo mucho que os fastidia la ortografía y la pronunciación de las palabras que contienen el dichoso grupito -ough, por ejemplo).

Esos compañeros te brindarán un valioso apoyo a lo largo de todo el curso, y probablemente estarán contigo también el día del examen. Sin embargo, eso no significa que no puedas estudiar para el examen por tu cuenta; de hecho, sería una pena no hacerlo, con todo el material online que existe, como el curso Understanding IELTS, gratuito y cuya próxima edición comienza el 2 de octubre de 2017, y que puede resultar de gran provecho para quien esté pensando en realizar ese examen.

Por lo que respecta a la expresión oral y escrita, esas horas adicionales de estudio redundarán en tu amplitud de vocabulario y de estructuras gramaticales. En el nivel B2 tendrás que hacer un esfuerzo por recopilar “fragmentos” de lengua real que puedas incorporar a tu léxico personal. Si practicas lo suficiente y las repasas, cuando las necesites podrás insertarlas tanto en un discurso espontáneo como en la comunicación escrita sin tener que pararte a pensarlo.

Por ejemplo, podrías aderezar “I went to a party” (“Fui a una fiesta”) desarrollándolo más o menos así: “I went to the most amazing party” (“Fui a una fiesta espectacular”). O en lugar de comentar que “the views were beautiful” (“las vistas eran bonitas”) podrías hablar del “stunning scenery” (“panorama impresionante”) con “absolutely breathtaking landscapes” (“paisajes que quitaban la respiración”). Esto también aplica a las estructuras gramaticales: debes tener variedad para escoger lo que necesites en cada momento.

En un nivel intermedio superior, más que “It’s important to have good communications skills” (“Es importante ser capaz de comunicarse adecuadamente”) el examinador y el profesor prefieren oír “What’s important is to have good communication skills” (“Lo que importa es ser capaz de comunicarse adecuadamente”). ¿Y por qué? Simplemente, porque demuestra que eres capaz de enfatizar las ideas clave y de aportar una información más precisa y atrayente.

Si a ti, como a muchos otros, te interesan la igualdad, la diversidad y la justicia social, en New Internationalist Magazine puedes leer sobre distintos temas que te ayudarán a incrementar tu vocabulario para luego emplearlo en situaciones más académicas o de negocios. También ofrecen versiones de sus principales artículos clasificadas por nivel, en caso de que lo que encuentres quede un poco por encima del tuyo. 

Mejora tu gramática

Hay muchos recursos que contribuirán a que trabajar la gramática no se convierta en una pesadez. Fíjate en todas las actividades disponibles en el sitio web de LearnEnglish Teens, que no solo es útil para quienes van a presentarse al examen First for Schools de Cambridge, sino para todos los niveles de todos los exámenes disponibles, ya que contiene muchísimos ejercicios excelentes con los que podrás poner en práctica tus conocimientos de cara al examen.

Cuando te matriculas para hacer cualquiera de los exámenes First a través del British Council, te damos acceso automáticamente al curso online Road to Success, con el que podrás seguir ejercitándote en tu comprensión lectora y auditiva. Y si te apuntas a uno de los cursos de preparación del British Council para el First de Cambridge, podrás incluso subir ejercicios de expresión escrita y realizar un examen de expresión oral; en ambos casos los corregirá un docente con experiencia (distinto de tu profesor de clase), de modo que sabrás exactamente a qué aspectos necesitas prestar una mayor atención.

Si eres fan de las redes sociales, no te olvides de consultar la página de Facebook del British Council, donde siempre encontrarás consejos sobre collocations (combinaciones de palabras que suelen ir juntas) y gramática, así como apoyo para mantener alta tu motivación.

Amplía tus temas de conversación

Tanto si has optado por un certificado B2 de inglés general como si te has decantado por uno de inglés empresarial o académico, no te limites a estudiar únicamente los temas que aparecen en tu libro de texto. Deberías prepararte para poder intervenir en conversaciones sobre asuntos diversos, por una muy buena razón. La mayoría de estos exámenes te exigen participar en una discusión o conversación, con lo que conocer bien las cuestiones de actualidad y ser capaz de charlar sobre ellas te vendrá de perlas para poder desplegar todas las capacidades requeridas en el examen.

La página de LearnEnglish pone a tu disposición un amplio abanico de temas y actividades, desde entradas de blog hasta podcasts, que te ofrecerán diferentes opiniones sobre temas actuales. Y si deseas ir a por un curso de preparación de exámenes más académicos, puede que estos recursos para mejorar tu expresión escrita te sean de utilidad.

Además de prepararte para el examen, y quizá más importante que eso, debes creer en lo mucho que estás aprendiendo. Sea cual sea el examen que hayas elegido, encontrarás sin duda un curso que te ayude a prepararte, y lo que aprendas no solo te servirá para superar esa prueba, sino que te ayudará a desarrollar notablemente tu capacidad de comunicación para el futuro. 

Independientemente del resultado que obtengas en el examen, con toda seguridad habrás mejorado tu nivel de inglés, y deberías llenarte de orgullo por el progreso realizado.

Así que, ¿a qué esperas para matricularte en tu curso o examen del B2? ¡No lo dejes escapar!

Sheona Smith

Es profesora y formadora de profesores en el centro del British Council en Palma de Mallorca, donde trabaja desde 2008. Le gusta su trabajo porque le permite conocer a alumnos con diferentes perfiles y edades. También es examinadora de Cambridge y una gran admiradora de la enseñanza y el aprendizaje online. Además, ejerce como moderadora de los cursos de la web TeachingEnglish desde 2011. En su tiempo libre disfruta leyendo y haciendo excursiones por la montaña con su familia.

También te puede interesar...