Por Sue Clarke, profesora y formadora del British Council

11 enero 2019 - 09:53

Cómo aprenden ingles los niños

Vuestro hijo (o hija, naturalmente) es alguien único y, como tal, diferente a todos los demás. La manera en que aprenderá mejor inglés depende de muchos factores, como su edad, su estilo de aprendizaje y su personalidad. A continuación os ofrecemos algunas pistas para que las consideréis con él o ella en mente, pues os ayudarán a elegir las actividades y métodos más adecuados para vuestra familia.

Los niños pasan por distintas etapas de aprendizaje

  • Los bebés y los niños de muy corta edad aprenden cómo es el mundo a través de los sentidos.
  • Desde los dos hasta los siete años, más o menos, los niños empiezan a desarrollar la capacidad de razonar y pensar, pero todavía se centran en sí mismos.
  • A partir de los siete años, aproximadamente, suelen centrarse menos en sí mismos y son capaces de mirar hacia afuera
  • Para cuando cumplen doce años, la mayoría son capaces de razonar y de probar sus ideas acerca del mundo.

Esto significa que, con los más pequeños, es necesario personalizar y ponerles ejemplos que tengan relación con ellos mismos, mientras que los más mayorcitos necesitan que les ayudemos a comprender el mundo que los rodea. Y también implica que cada uno tiene que aprender en función de la fase en la que se encuentre: por ejemplo, los benjamines están preparados para aprender los números, los colores y las formas, pero no para conceptos abstractos como las reglas gramaticales.

¿Qué tipo de aprendiz es vuestro hijo?

  • Es importante comprender cómo prefiere aprender vuestro hijo. ¿Cuáles son sus sentidos predominantes? ¿Le gustan las imágenes y la lectura ? En ese caso, podéis animarle a utilizar dibujos, fotos, mapas o diagramas como parte de su aprendizaje en inglés.
  • Hay niños a los que les agrada escuchar explicaciones y que les lean en voz alta. Con ellos podéis usar historias cortas, que les motivarán mucho. Y casi todos disfrutan aprendiendo a través de canciones, rimas y raps.
  • ¿Le gusta a vuestro hijo tocar las cosas y moverse de acá para allá? ¡Algunos niños tienen muchísima energía! Podéis jugar a algún juego movidito o de correr, representar rimas o historias ¡o incluso bailar!
  • Los más tranquilos pueden tener un léxico amplio y disfrutar con los libros. Seguro que les motivarán los juegos de vocabulario, como los crucigramas, las sopas de letras, los juegos de formar palabras con unas cuantas letras y los trabalenguas.
  • A otros les tiran más las explicaciones lógicas y claras de reglas y patrones, o les gusta elaborar los suyos propios. A menudo se les dan bien asimismo las matemáticas. Para ellos, los puzles, la resolución de problemas o las actividades que impliquen ordenar o categorizar son oportunidades ideales para el aprendizaje.
Cómo aprenden ingles los niños

¿Qué tipo de interacción prefiere vuestro hijo?

  • Algunos niños son extrovertidos y sociables, y pueden aprender un idioma con rapidez sencillamente porque quieren comunicarse. No les preocupa cometer errores.
  • Otros son más calmados y reflexivos, y aprenden mediante la escucha y observando lo que ocurre. No les gusta cometer errores, y antes de expresarse esperan hasta estar seguros.

Si vuestro hijo entra más bien en la primera categoría, probablemente preferirá aprender el idioma en grupo, con otros niños, mientras que si encaja en la segunda puede que necesite algo más privado y tranquilo donde se sienta más seguro, como, por ejemplo, un cuento en inglés antes de irse a dormir.

Para motivar a vuestro hijo

  • Si queremos que un niño se sienta motivado para aprender, tiene que ser de forma divertida y sin presiones. Animadle a sacar partido de sus propios intereses y gustos personales. Por ejemplo, si le encanta el fútbol probablemente le gustará leer algún relato sobre este deporte aunque le resulte un poco complicado por nivel. El interés y la motivación suelen ayudar a los niños a afrontar un vocabulario o unas estructuras gramaticales más avanzados.
  • Realizad actividades divertidas para aprender inglés, cuantas más, mejor: música y canciones (también villancicos), vídeos y DVD y todo tipo de juegos son la mejor motivación para los niños.

¿Durante cuánto tiempo puede concentrarse vuestro hijo?

Por lo general, los niños solo son capaces de mantener la concentración durante breves periodos de tiempo. Aseguraos de parar o de cambiar de actividad cuando observéis que vuestro hijo está aburrido o intranquilo, aunque solo llevéis unos minutos.

Cómo corregir los errores de vuestro hijo

Los niños responden muy bien a los elogios y a los estímulos, así que no dejéis de animar a vuestro hijo siempre que haga algo bien. No seáis demasiado duros cuando cometa errores; es natural meter la pata al aprender una lengua nueva. No le corrijáis cada vez que se equivoque con la gramática, y animadle a utilizar el inglés para comunicarse.

Repetición y rutinas

  • Los niños necesitan ver o repetir las palabras muchas veces para poder recordarlas, así que no temáis volver a los mismos juegos o probar distintas actividades con el mismo tema o con palabras del mismo campo semántico, como la comida, los números, los meses del año o el tiempo atmosférico.
  • Cantar de nuevo la misma canción o leer o escuchar el mismo cuento es algo que normalmente apasiona a los niños, ya que les proporciona un sentimiento de confianza y familiaridad.
  • También es importante establecer un hábito o rutina para practicar el inglés. Fijad un horario para ello y ayudad a vuestro hijo en lo que necesite.

    ---

(Esta entrada fue publicada originariamente en inglés en nuestro sitio web de LearnEnglish Kids).

También te puede interesar...